lunes, 22 de julio de 2013

La visualización de la V.G ya tiene nombre propio: Ana Mato


Mujer. 54 años. Medalla al mérito en Telecomunicaciones. Ministra desde el 22 de diciembre de 2011 (Nos tocó la lotería nacional con ella a todos los españoles) y "pringá hasta las trancas" en el Caso Gürtel aunque como ya no está casada con su ex marido, Jesús Sepúlveda, se auto exime de la culpa. De los regalos. De los sobornos y de las fiestas de cumpleaños pagadas por Correa, actualmente en prisión.

Tiene la desfachatez intolerable de desbaratar el sistema de la Sanidad pública y otras maldades más pero ésta última se lleva la palma, contabilizar a las víctimas de Violencia de Género por estancias hospitalarias de 24 horas como mínimo.

Sra. Mato, tan sólo se pueden contabilizar por las denuncias y me atrevería a más, por las veces que vecinos, familiares, amigos e inclusive la misma víctima llame a los servicios sociales (De su competencia) llamadas al 112, 016 (aunque sea para preguntar) y a la Policía o Guardia Civil.

Porque... El Maltrato psicológico no requiere una tirita ni puntos de sutura pero sí de un psiquiatra y de profesionales para cerrar las heridas de la mente.

Y muchas de las que lo requieren suelen decir que se han caído de una escalera o se ha dado con una puerta de la cocina.

Las heridas del Alma jamás serán contabilizadas y las de la Mente es muy difícil de demostrar ante un Juzgado siendo ésta última una herida que puede mejorar pero no cicatriza jamás. Siempre quedan unas secuelas donde la paranoia ronda a veces por cada rincón aparentemente muerto del recuerdo.

Cualquier situación por muy insignificante que parezca, desencadena una situación límite en la cual la víctima reacciona de muy diversas y complejas maneras.

Las víctimas de maltrato, en muy raras ocasiones, por no decir todas, pueden rehacer sus vidas normalmente. Siempre se escudará en el recelo, en la desconfianza debiendo de aprender con el día a día a hacerse fuerte con dolor e inclusive con discriminación.

Usted, Sra. Mato, se está riendo de todas ellas por mandato político porque muchos de los que les han votado son machistas, seglares y "cristianos" que ven en la Ley Integral de Violencia de Género un insulto al Patriarcado y a la masculinidad cuando es justo lo contrario.

Políticamente ya no es correcto para su Gobierno llamar por su nombre al Maltrato y menos incluir en las estadísticas de que a consecuencia de la Crisis, los malos tratos hacia las mujeres se han intensificado.

Pero si es bueno cobrar las ayudas europeas para eliminar esta lacra social. Dígalo alto, señora. 
Diga que igual que se recorta en materia de Violencia de Género, pone usted la mano para erradicarla ¿A dónde va ese dinero?

Los ofendidos son todos aquellos que ofenden a las mujeres negándoles la Igualdad de Trato porque para ellos, una mujer debe de estar en la cocina, en el salón como florero y ser una puta sin cobrar en la cama.

Es de obligatoriedad que enseñe a los hijos el camino machista de su padre y a sus hijas la abnegación incondicional y el sometimiento hacia el género masculino y, si no aprenden, serán reprendidas o golpeadas por su marido de mayor hasta que aprendan a respetar al Hombre.

Esta es la casta política que gobierna actualmente en España donde los Derechos perecen con cada recorte y donde mujeres como usted no merecen ministrar a un país de más de 40 millones de personas.

Usted debe de estar en la cárcel junto a Correa. Quemar cada bolso de Louis Vuitton que recibió de regalo y meter la cabeza bajo tierra en señal de vergüenza.

Pero claro! usted carece de ella.


Publicar un comentario